Entrevista a Guillermo Campoamor CEO y Co-founder de Meep

Guillermo Campoamor
Guillermo Campoamor

Meep ofrece la opción de buscar, reservar y pagar el espacio de parking más óptimo para llegar al destino final al planificar un viaje, usando los parkings como hubs de movilidad. 

Hablamos con su CEO, Guillermo Campoamor sobre cómo la integración con LetMePark es un paso más hacia una movilidad multimodal, fluida y sin fragmentaciones al permitir a los usuarios combinar el trayecto en su vehículo privado con otros medios de transporte…… ¡dándole un uso mucho más eficiente!

¿Se aprecia cada vez más una tendencia a la movilidad multimodal en la sociedad?

Sí. En relativamente poco tiempo, a los modos convencionales de transporte urbano -autobuses, taxis y metro/ ferrocarril- hay que sumar bicicletas, patinetes, o motos y coches compartidos. Eso ha ayudado a que la movilidad multimodal sea un fenómeno imparable, ya que nos permite elegir entre diferentes alternativas de desplazamiento que existen desde hace tiempo pero que hasta ahora no estaban conectadas. 

A esto hay que sumar que la pandemia también ha servido como un periodo de reflexión. La gente se ha dado cuenta de que hay que moverse de una manera mucho más sostenible y que la calidad del aire cuando no hay tanto tráfico y tantos atascos es mejor. Por lo tanto, ha conseguido impulsar ciertas iniciativas multimodales que benefician a soluciones como la nuestra que siempre han apostado por la sostenibilidad. 

¿Existe un perfil definido de los ciudadanos que optan por ella?

Aunque el perfil del usuario de MaaS se suele asociar al de una persona joven, el 45,2% tiene más de 55 años. En general, tienden un alto nivel educativo, son independientes y con empleo. 

Al mismo tiempo, existe una proporción alta de usuarios (35,6%) que viven en zonas con ingresos por encima de la media y que residen en el área metropolitana, por lo que hacen muchos viajes fuera del centro de la ciudad.

Muestran una actitud positiva hacia el transporte público y a los nuevos servicios de movilidad y poseen una sensibilidad ambiental al moverse de forma sostenible. 

Por último, los aficionados al automóvil con perfil tecnológico, es otro de los grupos que más se inclina por la adopción de MaaS. La mayoría tiene entre 18 y 34 años y utilizan planificadores de rutas moviéndose al menos 4 días a la semana, siendo su viaje más frecuente el de la periferia al centro. Brindar alternativas de movilidad que satisfagan las necesidades de las familias con niños aquí es esencial. 

¿Existen cifras sobre la repercusión de la multimodalidad en el día a día de las ciudades y su entorno? ¿Y concretamente en el uso del coche?

Por un lado, numerosos estudios que demuestran las ventajas de la multimodalidad que nos muestran que permite ahorrar un 37% del tiempo de viaje con respecto a usar exclusivamente coche particular y un 35% en costes del trayecto (fuente: Exploring Mobility-as-a-Service (MaaS) The New Era of Urban Mobility. Juniper Research & Moovel). 

Además, mientras un viaje de una manera tradicional impone unos costes de aproximadamente 0,50€ el km, con un modelo MaaS, costaría aproximadamente 0,32€. Un 35% más caro (fuente «Deloitte the Future of Mobility (la base de las smart cities”).

En el caso de Meep, el acceso total al viaje del usuario nos permite dar un mejor servicio a las autoridades locales. Para ello, contamos con MeePath, nuestra herramienta de AI, que gestiona los datos operativos y de experiencia de usuario, convierte datos en inteligencia de negocio a través de métricas geolocalizadas y facilita la toma de decisiones basadas en la evidencia teniendo en cuenta el conjunto de la movilidad urbana.  

¿Cuáles son los principales motivos que les llevan a decidirse por esta forma de desplazarse ¿Hay alguno que destaque sobre los demás?

Hoy en día las ciudades están llenas de obstáculos de acceso con diferentes modos de transporte, los cuales no suelen estar ni integrados en una misma herramienta ni se hablan entre ellos. Un viajero debe planificar, hacer su reserva y posterior pago con diferentes operadores. En Meep ofrecemos una solución en la que el usuario tiene la posibilidad de subirse a un autobús, bajarse en su parada y posteriormente coger un patinete o conducir su coche hasta un aparcamiento y enlazar con el transporte público que le llevará a su destino final todo con una App y pagando con el móvil. Que el usuario se olvide de tener que ir saltando de aplicación en aplicación es el principal motivo que le lleva a decidirse por esta forma de desplazarse. 

¿Qué pensáis que deberían hacer los ayuntamientos para fomentar esta modalidad de viaje

Los ayuntamientos tienen que intentar probar soluciones, tienen que ser valientes e innovadores y fomentar colaboraciones público-privadas. Crear entornos de prueba controlados en los que ciertas empresas de base tecnológica puedan testar sus soluciones facilitará la adopción y creará nuevas formas de colaboración. 

Además tienen que invertir en infraestructura e investigación para fomentar la nueva movilidad. Crear espacios para las personas y hubs de movilidad que fomenten el modelo “park&ride” es crítico.

¿Qué peso específico tiene la búsqueda de aparcamiento a la hora de escoger combinar el coche privado con el transporte público?

Mucho. La búsqueda de aparcamiento causa el 30% de la congestión urbana. Una situación que no solo conlleva consecuencias para la salud o el medio ambiente, sino que implica una pérdida de tiempo, costes e imposibilita tener ciudades más habitables atractivas y competitivas. Por lo que facilitar la búsqueda de aparcamiento y la conexión de esta tarea con otras formas de movilidad es clave.

Por ello, primero es importante guiar al conductor al parking más óptimo y segundo, ofrecerle la posibilidad de llegar a su destino mediante otros modos de transporte sostenibles tanto públicos como privados con Meep, reduciendo el tiempo de conducción, la congestión, el consumo de combustible y las emisiones. Esto es el modelo “park&ride”.

¿Cómo vuestra solución ayuda a hacer un uso eficiente del coche?

Hoy en día no se puede demonizar al coche como responsable absoluto de todos los males de la movilidad urbana. Otra cosa son los malos hábitos de su uso, ya que se ha generalizado hasta el punto de que se utiliza para desplazamientos donde este vehículo no es eficiente. 

Por ejemplo, el 60% de los trayectos que se realizan en coche son en distancias de menos de 8 kilómetros. Además,  un coche llega a ocupar hasta un 58% del espacio de las ciudades cuando en ocasiones sólo suponen 1 de cada 3 viajes, como es el caso de Berlín.

Lo que se consiguen con alianzas como la de Meep y LetMePark es mejorar la cohesión del sistema de movilidad para integrar al coche en el ecosistema de transporte sostenible de manera eficiente, aportando soluciones que faciliten el acceso a la amplia gama de posibilidades de movilidad actual que incluye desde los transportes públicos hasta bicicletas, patinetes, coche compartido, etc.  

¿Qué expectativas de crecimiento tenéis para el futuro más próximo?

Queremos estar presentes en muchas ciudades de Europa y América. Con muchos despliegues activos conseguiremos que la gente vea el transporte de una forma más conectada y eficiente, sin barreras y adaptado a las necesidades de cada usuario. Con LMP y Meep ya se puede tener la experiencia “park&ride” dentro de las opciones que ofrece la plataforma MaaS.

¿Cómo contribuye Meep junto a LetMePark a la movilidad multimodal?

La combinación de ambas soluciones aporta más oportunidades de movilidad sostenible. Integramos al vehículo privado en el ecosistema MaaS mediante el uso “park&ride”. Con la combinación de ambos ahora un ciudadano que vive en la periferia o tiene que realizar un trayecto más largo puede realizar parte del mismo en su vehículo propio estacionando en un aparcamiento, no necesariamente cercano a su destino final, y combinarlo con la oferta de movilidad público-compartida. Este trayecto multimodal que antes queda limitado a los aparcamientos disuasorios localizados en la periferia, ahora puede ser valorado y no directamente descartado por el usuario.

Para más información sobre la colaboración de LetMePark y Meep pulsa aquí.

LetMePark y Park4Dis, tecnología que rompe las barreras de estacionamiento para personas con movilidad reducida

Parking + PMR

Puede llegar a sorprender el peso específico que tiene todo lo relacionado con el aparcamiento para la calidad de vida de las personas con movilidad reducida. Una relevancia que va más allá de lo que muchos piensan. Es por esto que hay que poner el foco en ello y en cómo la tecnología está aportando, y mucho, para facilitar el día a día de estos conductores, como es el caso de LetMePark y Park4Dis. Dos soluciones que han unido sus fuerzas en pro de la movilidad de las personas con discapacidad.

¿A qué desafíos se enfrentan a diario los conductores con movilidad reducida para estacionar?

Para los conductores con movilidad reducida, poder aparcar su vehículo en las plazas PMR habilitadas, hacerlo de manera rápida y sencilla, y que estas se encuentren en la ubicación óptima, es un factor diferencial en muchos aspectos de su vida. De hecho, marca la diferencia entre ser independientes desde el punto de vista de la movilidad y tener que quedarse en casa o estar a expensas de otras personas.

Conseguirlo es clave para poder ir a trabajar, hacer la compra, visitar a familiares y amigos, ir a un restaurante, al cine, al centro de salud, al teatro, a un estadio, hacer turismo… y así con un sinfín de actividades de toda clase. Un reto que afecta a las más de 2.000 personas con discapacidad que utilizan transporte privado sólo en España (Datos de la Encuesta de Discapacidad, Autonomía Personal y situaciones de Dependencia (EDAD), elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Son muchos los obstáculos que pueden surgir en este sentido. Por ejemplo, no saber dónde se localizan las plazas PMR, algo muy común cuando viajan a un municipio que no suelen frecuentar. También existe la posibilidad de que estas plazas hayan cambiado de lugar recientemente y cuando vayan a estacionar, no se encuentren donde las recordaban.

También hay que considerar el hecho de que cada municipio tiene una normativa específica en lo que a sus plazas PMR respecta, por lo que llegar a comprenderlas para no infringirlas puede ser todo un desafío.

Unos problemas que confirma Carlo Castellano, fundador de Park4Dis:

“Las personas con movilidad reducida se enfrentan a varias problemáticas a la hora de aparcar. En primer lugar, la falta de información acerca de la ubicación de las plazas PMR, así como de otros estacionamientos permitidos, como podría ser, carga/descarga, zona verde/azul…etc. En segundo lugar, la falta de información en cuanto la normativa aplicable en cada ciudad, que varía y causa confusión al usuario (plazas con tarifa de pago/tiempo limitado…). Finalmente, está la imposibilidad de notificar de incidencias sobre las plazas, ya sea porque están siendo utilizadas de forma impropia o porque no son accesibles.”

Por otra parte, están las dificultades propias de la gestión y el pago de la plaza cuando quieren estacionar en parkings privados. Por ejemplo, las relacionadas con sacar el ticket para levantar la barrera o el hecho de que la máquina de pago se encuentre lejos de la plaza o, incluso, en otra planta, por no hablar de que es muy probable que haya que esperar cola para pagar.

Para solventar todos estos impedimentos, son ya muchos los conductores que hacen uso de aplicaciones que les ayudan a encontrar las plazas de aparcamiento PMR idóneas para sus necesidades en cada momento. 

Sin embargo, aquí se topan con el problema de un mercado altamente fragmentado, con una elevada cantidad de aplicaciones existentes muy similares, lo que hace muy difícil la elección de la más apropiada.

¿Qué solución tienen a su alcance para superarlos todos?

Desde LetMePark y Park4Dis se proponen conseguir que los conductores con movilidad reducida, sus familiares y acompañantes puedan aparcar y acceder a las plazas de aparcamiento reservadas para ellos y facilitar su día a día de una forma eficiente.

Para ello, enfocan sus esfuerzos en eliminar barreras y mejorar la accesibilidad. LetMePark lo consigue ofreciendo servicios como el acceso al parking sin tener que sacar el ticket. Además, se procesa automáticamente el pago para que el usuario no tenga necesidad de hacer colas para usar las máquinas de pago.

También éste puede hacer reservas con antelación en el parking que mejor se ajuste a sus preferencias en cada momento. A lo que hay que añadir que permite guiar al conductor a la plaza PMR más cerca a su destino, a través de Waze o Google Maps, reduciendo el tiempo de conducción, la congestión, el consumo de combustible, las emisiones, mejorando la accesibilidad y el uso del vehículo dentro de la ciudad.

En el caso de los parkings públicos, LetMePark unifica distintos servicios que facilitan el acceso a más de 1.500 parkings de 190 ciudades en España. De los cuales, 280 son de acceso automático con reconocimiento de matrícula.

Gracias a que LetMePark agrega todas las plataformas de acceso automático a parkings, el usuario no tiene que registrarse y gestionar varias aplicaciones de aparcamiento, evitando confusiones y ahorrando tiempo.

LetMePark facilita todas estas prestaciones a través de varios canales: aplicación para iOS y Android, web propia, asistentes de voz como Alexa y Google Assistant, coches conectados y aplicaciones de terceros.

Entre estas últimas, está Park4Dis, una solución destinada particularmente a facilitar el aparcamiento público y privado para personas con movilidad reducida y para la que LetMePark aporta un gran valor añadido.

Además, Park4Dis facilita la consulta de la normativa vigente en cada localidad sobre plazas PMR. Un tema que suele crear bastante confusión, según Castellano:

“En algunos municipios se permite aparcar en zonas de carga y descarga, azul o verde, mientras que en otros no. En algunos casos por tiempo limitado, en otros hay tarifa de pago. Toda esta serie de diferencias no está especificada de forma clara en la señalización, muchas veces solo se encuentra disponible en las ordenanzas municipales (documentos de más de 90 páginas en lenguaje jurídico). En cuanto al tema de la señalización, existe la problemática de la falta de estandarización de las plazas.” 

Por otra parte, Park4Dis permite reportar incidencias, como aparcamientos irregulares, plazas no accesibles y señales en mal estado. Un asunto en el que la sociedad debe seguir progresando:

“No sólo los ciudadanos hacen mal uso de las plazas PMR, sino que los propios familiares utilizan en ocasiones de forma fraudulenta la tarjeta europea de estacionamiento de un familiar. Los ciudadanos no respetan las plazas PMR y aparcan sin la tarjeta PMR (o se fabrican la suya propia falsificada). Desgraciadamente, algunos trabajadores de paquetería aparcan en las plazas PMR, incluso en las privadas, alegando que no hay plazas de carga / descarga disponibles.”

¿Qué ventajas añadidas aporta esta solución a toda la sociedad? 

El empleo de las soluciones que ayudan a los conductores con movilidad reducida a encontrar la mejor plaza de aparcamiento posible, como es el caso de LetMePark y Park4Dis, traen consigo un conjunto de beneficios que repercuten a toda la población. Se pueden distinguir 3 principales:

  • Mejora de la accesibilidad a las personas con diversidad funcional, estrechamente ligada al Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas número 10: reducción de las desigualdades.
  • Mejora de la seguridad vial y reducción de las distracciones al volante, que causan el 20% de los accidentes de tráfico. Esto se debe a que los conductores pueden mantener los ojos en la carretera y las manos en el volante mientras hacen la búsqueda y reserva de aparcamiento.
  • Reducción del impacto medioambiental negativo per cápita de las ciudades, ya que el aparcamiento ineficiente es responsable del 30% del tráfico de búsqueda y del 10% de las emisiones de CO2.

Definitivamente, las soluciones tecnológicas de búsqueda de aparcamiento son un recurso que deben tener muy en cuenta toda clase de conductores. Para aquellos que presentan movilidad reducida, son una ayuda valiosa para que puedan desenvolverse con éxito para estacionar en sus plazas reservadas y todos los trámites implicados.

Desde LetMePark, pretenden cambiar por completo la experiencia a la hora de estacionar el vehículo, haciéndola más sencilla y automatizando los procesos más tediosos, como el pago y la emisión de facturas. Entre sus metas está seguir creciendo y ofreciendo más funcionalidades para que la búsqueda de aparcamiento deje de ser un obstáculo para la movilidad de todos.

El futuro de la movilidad accesible pasa por la integración de diferentes soluciones tecnológicas, siempre basadas en el principio del diseño universal. Es decir, que no estén específicamente desarrolladas sólo para el usuario con discapacidad, sino que convivan con otras más amplias para todo el público.

Esto hace muy importante la colaboración, de modo que se ofrezca al usuario soluciones completas y que les permitan realmente desplazarse de forma autónoma. Por ello, desde LetMePark siguen sumando acompañantes de gran valor en el camino, como lo es Park4Dis, con un servicio en plena expansión ya disponible en más de 250 ciudades de 6 países distintos y que cuenta con más de 50.000 plazas.

Parking impulsado por voz y datos

Parking impulsado por voz y datos
Parking impulsado por voz y datos

LetMePark para Alexa tiene un enfoque en datos que permite proporcionar servicios personalizados y relevantes para el conductor en el momento adecuado y, además, entender el evento de parking, para diferenciarlo y poder desarrollar futuros modelos predictivos.

Los asistentes de voz están cambiando el marketing y el comportamiento del consumidor con servicios transaccionales como, por ejemplo, el pago del parking por voz.

Generar datos de valor de parking

Decíamos en la anterior entrada aquí, que la voz y los datos van relacionados en la creación de una skill de Alexa auto.

En LetMePark, recogemos toda la información y la categorizamos desde el principio. Para ello, hemos generado un identificador único que relaciona el evento de “búsqueda” con el de “parking” para poder relacionar la intención de hacer algo por parte de usuario (búsqueda de un parking) de lo que finalmente hace (el evento de parking)

El evento de parking implica diferentes alternativas como parking con acceso automático – parking con reserva; o sugerencias como – zona de aparcamiento gratuita o parking offline donde el usuario debe coger ticket para entrar.

Para entender mejor cómo LetMePark para Alexa reinventa la experiencia del conductor y de aparcar, puedes comprobarlo en la siguiente demo mientras conduces a través de asistentes de voz.

Estamos recogiendo datos de dónde me lo pides, dónde vas y dónde terminas aparcando.

Tanto ubicaciones como distancias y de ahí sacamos otros datos, por ejemplo, vectores, que sea información valiosa que pudiera darnos datos para el algoritmo para esa búsqueda y para ese usuario. 

Parte de nuestro valor como empresa reside en generar datos de valor para hacer modelos de movilidad.

Modelos para entender mejor tu movilidad

Cuando tengo unos datos, sacamos una fórmula que es lo que llamamos algoritmo, que me da un valor y me encuentra la solución para eso. Eso está muy bien cuando nosotros encontramos la solución a ese problema.

En otros casos, no resolvemos el problema o lo resolvemos y no sabemos cómo.

Es aquí, cuando usamos técnicas de inteligencia artificial, que básicamente lo que hace es entrenar un modelo de machine learning basado en unos datos, y aplicarlo a las búsquedas, para luego predecir lo que los usuarios quieren, sin saber todavía cuál es el resultado del primero. Por ello relacionamos los datos de las búsquedas con los eventos de parking

Estamos enfocados en sacar modelos, para luego trabajar en tiempo real, que nos permita, una analítica de agrupación de diferentes comportamientos sobre el uso del parking y perfilado de clientes

Hacemos un proceso de entrenamiento para entender el lenguaje y convertir la respuesta en una longitud y latitud para que se produzca la búsqueda y entender mejor la movilidad

Utilizamos los mismos modelos genéricos NLP y texto y estamos recabando experiencia en distintas áreas como el análisis del lenguaje o la predicción de movimientos para saber qué modelos y, dentro de esos modelos, qué hiperparámetros son los adecuados. Buscamos los de movilidad

Predicción

Los fabricantes de coches y empresas de hardware del sector ya recogen datos internos del coche, de uso y hacen sus propios modelos de predicción para mantenimiento del coche entre otros.

En el caso del aparcamiento, LetMePark trabaja en relacionar los datos del coche (si es eléctrico o no, nivel de carga o carburante,) con la intención sobre el parking que nos permita categorizar y perfilar a los conductores.

Entender qué ocurre en el coche antes de que el usuario me pregunte por aparcar y clasificar los que son de búsqueda aquí o alejada. Buscar los patrones que puedan existir. 

Por eso nuestra relación con la empresa Next Smart Car que transforma un coche sin conectividad en uno conectado incorporando servicios telemáticos e información sobre el vehículo.

Nuestra oferta final sobre modelos predictivos se orienta, por un lado, al conductor o cliente final, personalizando el servicio con “su mejor oferta para aparcar” y por otro, a la industria, que puedan introducir sistemas predictivos en sus sistemas sean de parking o no, sujetos al área de movilidad que es donde estamos enfocados. 

¿Es Coronavirus la oportunidad de la industria del transporte?

La pandemia de Covid-19 está en boca de todos, pero en LetMePark también nos plantea preguntas interesantes. En particular, ¿en el transporte es el coronavirus la oportunidad que buscábamos para probar nuevas cosas? Ahora emergen nuevos patrones de movilidad, y se tiene la preciada oportunidad de probar alternativas y soluciones sin alterar lo que usualmente son calles y autopistas con tráfico y horas pico. Como resultado, emergen espacios (tanto en ciudades desiertas como en los parkings) que son una oportunidad para reinventar la movilidad urbana. Claro, ¡queremos ser parte de ello! Veamos el efecto que ha tenido el Covid-19 y las medidas de contención en los sistemas de transporte urbano.

las ciudades concentran la mayoría de la población y las mayores oportunidades en el transporte tras el Covid-19. Foto: Tumisu, para pixabay.com

El 2020 ya parecía el fin del mundo con sequías, incendios e inundaciones. Entonces estalló la pandemia del nuevo Coronavirus o Covid-19. Como catalizador, las ciudades, que albergan a más del 50% de la población. El transporte, consecuentemente, fue el medio de expansión. Ciertamente, Covid-19 ha seguido un patrón local-global-local. Inicialmente se origina en Wuhan donde se expandió con el transporte y movimiento de personas. Después, llegó a Italia y otros países por transporte áreo. Desde ahí volvió a expandirse por medio de las redes de transporte local. Como resultado de este patrón, que se ha repetido globalmente, más de 1 800 000 personas en 180 países se han infectado.

Coronavirus en el transporte – consecuencias

Dentro del sector transporte, el coronavirus ha impactado en todos los medios conocidos. Las aerolíneas globales, los ferrocarriles nacionales, los sistemas locales de metro y autobús han experimentado una caída libre en el número de usuarios. Esto debido a los confinamientos y el trabajo remoto, que se han convertido en práctica común. En condiciones normales, los trabajadores en camino a su trabajo y oficinas son la principal causa del congestionamiento vial y el colapso del transporte público en horas pico. Consecuentemente el parking toma mucho del espacio disponible en los bloques de oficinas suburbanas. Ahora eso ha cambiado. Todas las actividades que implican un desplazamiento (excepto las esenciales) se han visto limitadas.

La industria de automoción y transporte ya pasaba por un mal momento incluso antes de la crisis del Covid-19. Los precios del petróleo desplomándose, la demanda de vehículos eléctricos y de combustible con una trayectoria a la baja; aunado al efecto paralizador del confinamiento, hacen pensar en otro rescate de la industria (como pasó en EEUU). Esta pandemia ha expuesto cómo operamos actualmente un sistema de transporte urbano fragmentado que no es equitativo, no está integrado y no es sostenible.

Diferentes sectores de la industria sufren distinto impacto:

Coches en las calles

A menos coches en las calles, menor consumo de combustible, menos pago de parking, menos tasas y peajes para los municipios. La mayoría de estos fondos irían a pagar la expansión y mantenimiento de las autovías y el transporte público. Los fondos limitados ahora se destinarán a otras prioridades.

Transporte público y Coronavirus

Tras un aumento temporal en la demanda, los servicios de micromovilidad, car-sharing y desplazamientos bajo demanda han visto que las solicitudes de servicio y los usuarios se evaporan. La mayoría de estas empresas tienen un modelo de negocio que nos hace dudar sobre cuánto tiempo pueden sustentarse en esta situación. Quizás a quienes veamos post-Covid-19 serán las empresas más resilientes y con mejores modelos financieros.

Peatones y ciclistas

Algunas ciudades han reacondicionado las calles para promover el caminar y la bicicleta como medios de transporte. Para desplazamientos cortos, la bicicleta es una opción sostenible, económica y puede ser muy segura. Muchos miramos a algunas ciudades de Europa del norte como modelos en este patrón (Amsterdam o Copenhague por ejemplo) y localmente algunos grupos de ciudadanos lo exigen a sus municipios en la planeación urbana.

Comercio electrónico y entregas

La demanda se ha acelerado a partir de esta epidemia. Durante la crisis sanitaria por el Coronavirus, las compañías de transporte privado han cambiado su modo operativo, de trasladar personas a entregar alimentos y productos. Este sector sin embargo tiene una fuerte demanda de mano de obra: por ahora las entregas las realizan personas, hasta que entremos en la era del coche autónomo. Esta demanda de mano de obra sólo aumentará.

Coronavirus en el transporte – Nuevas Oportunidades

el tráfico en las ciudades se ha reducido drásticamente consecuencia del Coronavirus
Tráfico común en las ciudades. Foto: Pexels.com

En el lado positivo, se observa una reducción dramática en el congestionamiento vial y en la contaminación. Hay menos accidentes de tráfico y muertes. Se encuentran más espacios de aparcamiento, incluso en las horas pico. El Coronavirus puede plantear el momento para repensar las prioridades del transporte, y construir sistemas más flexibles, equitativos y resilientes.

Ya anteriormente nos encontrábamos en transición. La transición de un modelo de propiedad privada, combustible fósil y operado por personas, hacia un modelo a demanda, compartido, eléctrico y autónomo. Los gobiernos, municipios, comunidades y empresas pueden y deben evaluar cómo llegamos aquí. Tambien analizar qué cosas ya no funcionan. Y finalmente, preguntarse cómo podríamos reorganizar nuestro transporte para que sea más resiliente, sin interrupciones y que funcione para todos, incluido nuestro planeta en movimiento. Con redes y espacios a su disposición, los ciudadanos pueden mantener (u olvidar) los nuevos patrones y comportamientos de movilidad que se han generado en esta pandemia.

En conclusión, hoy tenemos una oportunidad para enmendar las políticas y prácticas de transporte anteriores. Podemos corregir el rumbo. Y también prepararnos a enfrentar otros problemas inminentes que impactarán aún más los sistemas de transporte en el futuro. 

La contribución de LetMePark

Uno de los desafíos de los municipios es mantener una ciudad habitable, ya que se enfrentan a una serie de problemas: congestión, tráfico para encontrar estacionamiento, acceso reducido, contaminación del aire, calles y plazas poco atractivas y poco seguras que además están llenas de coches aparcados. 

Los municipios son conscientes de que cada vez más es esencial desarrollar y aplicar una política de movilidad integral que incluya, entre otros, movilidad urbana, estructuras de tarifas de aparcamiento inteligentes, atractivas instalaciones de aparcamiento. Todo ello haciendo un buen uso del espacio limitado ayudando a la accesibilidad a los servicios urbanos.   

LetMePark ayuda a contribuir a la movilidad sostenible, ya que el parking ineficiente es responsable del 30% del tráfico en las ciudades y del 10% de las emisiones de CO2. Con nuestra solución reducimos juntos el impacto ambiental negativo de las ciudades reduciendo el uso del coche, y facilitando la optimización de espacios de aparcamiento.

Fuente:

Papandreou, Timothy. https://www.forbes.com/sites/timothypapandreou/2020/03/27/is-the-coronavirus-the-transportation-industrys-opportunity/